La cuarentena nos ha obligado a cambiar completamente las dinámicas cotidianas de nuestra vida. Uno de los aspectos que ha la gran mayoría nos ha tocado vivir, han sido las experiencias educativas a través del uso de la tecnología para sortear la distancia física y la imposibilidad de ir a una clase de forma presencial. Estos cambios, a los que no estábamos preparad@s, han sido procesos de adaptación para todas las personas involucradas en los espacios educativos, formales e informales. Así, las y los profesores, talleristas y sobretodo las y los estudiantes han debido acostumbrarse a situaciones de enseñanza y aprendizaje que no son óptimas y que dependen del acceso y el uso de herramientas tecnológicas. 

Mientras pasan las semanas y los meses, la oferta de talleres y cursos a distancia para personas adultas se acrecentó y aparecieron opciones formativas en todas las áreas; sin embargo, para la niñez y la juventud en etapa escolar parecía ser que hubiese menos opciones y que las instancias educativas se agotaban con las guías, ejercicios y clases de las materias tradicionales a través de alguna plataforma virtual, en el mejor de los casos.

Las actividades curriculares de libre elección son instancias que ya estaban instauradas en el sistema escolar, pero en medio de esta contingencia parecían difíciles de abordar. En este contexto, Migrar Photo fue convocado para participar de una experiencia piloto de Actividades Extracurriculares de Libre Elección (ACLE) al interior del Centro Educacional Alberto Hurtado (Quinta Normal, Santiago) para impartir -durante un mes- dos talleres de fotografía orientado a las y los estudiantes de primero a cuarto medio.

Animados por la convocatoria, Migrar propuso los talleres de fotografía inicial y post producción fotográfica a cargo de Karina Aliaga y Diego Figueroa, quienes durante 8 sesiones pudieron conocer la experiencia de ser talleristas únicamente a través de herramientas y plataformas de internet. Tras ajustar algunas temáticas y ejercicios, las sesiones se fueron sucediendo de manera cálida entre los y las estudiantes que se comprometieron y que, a pesar de toda la carga de actividades escolares, pudieron acceder a otras temáticas de su interés en las que encontraron un espacio para expresarse, conocer a compañeras y compañeros de otros cursos y poner en práctica las propuestas clase a clase. 

En los talleres abordamos aspectos históricos de la fotografía, así como también revisamos elementos técnicos de la toma, autores y distintas miradas que colaboraran con la idea de hacer de estos encuentros un lugar de aprendizaje pero también de expresión artística. A través de la imagen fotográfica pudimos acceder a un análisis de nuestra realidad más íntima y con ello fomentar la creación desde un punto de vista fotográfico que se plasmó finalmente en el trabajo de cada estudiante. A su vez, los aspectos de post producción de una toma, el uso de softwares de edición y técnicas para alcanzar el máximo potencial de cada foto fueron contenidos que estuvieron presentes durante el mes que duró esta experiencia piloto.

Es así como logramos, talleristas y estudiantes, abordar esta experiencia con entusiasmo, a pesar del escaso tiempo que tuvimos para trabar, cuestión que sin duda demuestra que las instancias de enseñanza y aprendizaje de aspectos extra curriculares para jóvenes y niñ@s son un espacio necesario para el encuentro y desarrollo de habilidades sumamente necesarias para la vida, por tanto debemos fomentarlas utilizando todas las herramientas disponibles, para ser un complemento no sólo académico, sino anímico y de acompañamiento para todos y todas quienes han visto tan modificadas sus rutinas. 

A continuación les presentamos los resultados obtenidos en ambos talleres, donde participaron: Cristobal Argomedo, Dario Vega, Matias Huenchulaf, Valentina MolinaJaed Escobar, Selene Said Huayanca, Hilary Jimenez, Nataly Belén, Alayah Cavieres, Nayhely Inalef, Jaysson Ortiz, JeanPierre Echeverria, Orlando Díaz, Genesis Retamales, Lucas Neira, Priscila Farfan, Brenda Aguilera, Martina Yañez, Julio Soto, Noemi Cisterna y Ricardo Moncada.

*Algunas fotos corresponden al archivo de les autores y otras fueron tomadas durante el desarrollo del taller entre mayo y junio del 2020.