Existen momento en que el silencio favorece la introspección, es entonces cuando decimos que tenemos tiempo para nosotrxs mismxs. Estos meses tuvimos ese encuentro, atravesados por el movimiento interno, gatillados por separaciones, encuentros, sueños y pesadillas. Lo cierto es que aún no hay conclusiones y navegamos en las aguas abiertas de la intensidad.


Después del quiebre, aparecen las revelaciones.

 

Abrir chat